Escolha uma Página

Este 21 de diciembre la población
de Chubut volvió a tumbar un nuevo intento de las instituciones, aliadas con
las empresas mineras (más que nunca, con casos de corrupción, aceptación de
coimas, etc) de imponer la minería a gran escala. En este nuevo intento, el
gobierno provincial de Chubut que dirije  Mariano Arcioni aprovechó la
nueva coyuntura que ofrecía una modificación en la ley de minería, para, con
nocturnidad y alevosía, implementar la zonificación. El pueblo de Chubut lleva
años resistiendo el que vuelen sus cerros y su agua, sus economías, sus vidas.
En 2003 ya consiguieron un plebiscito fruto de esa pelea, y en éste, detener a
la minería. Hasta que Arcioni y su camarilla decidió volver a intentarlo. La
misma noche de este 15 de diciembre no tardaron en salir a la calle de nuevo.
La represión, como contábamos bajo esta líneas, fue cruenta. Pero eso solo
añadió más razones, a las que ya tenían, y a la nueva maquinación para, a sus
espaldas, permitir el ingreso minero. Días de movilizaciones masivas forzaron
al gobierno provincial a recular. Tomen nota: que su ejemplo y coraje se
replique por doquier. MINERÍA ASESINA: ¡NO PASARÁN!

¡CHUBUTEKO HERRIARI ZORIONAK! /¡ENHORABUENA AL PUEBLO DE CHUBUT!

A
continuación el relato de aquella primera jornada de lucha y represión:

Chubut
(Tras la aprobación por la Legislatura provincial de Rawson de la ley 128 que
permiten la megaminería en la Meseta de Chubut las fuerzas de seguridad
argentinas reprimieron brutalmente a sus oponentes en dicha ciudad. La población
de Chubut lleva oponiéndose a la minería a gran escala desde hace dos décadas.
La de ayer fue una decisión tomada en una inesperada sesión en la Legislatura
provincial, al poco de abrirse una posibilidad para esta modificación legal en
el gobierno argentino. La votación además fue reñida con 14 votos a favor
frente a 11 en contra.

Seguir leyendo…